lo que dios nos regala es grande como debemos cuidarlo

Todas sus respuestas están acertadas, todo lo que se ha dicho y escrito es válido.
Y si nos vamos adentrando en el alma de la oración, es decir dejando que el espíritu se comprenda en ella, obtendremos la fuerza que trae incluida.
Estar dispuestos es estar preparados para sentirnos cercanos a Dios al orar.Have sb over (invite, entertain) ( recibir ) tener en casa recibir We're having his parents over for the holidays.Siento mucho el accidente de tu madre.Por lo que yo sé, hasta ahora no ha habido ningún signo de mejora.Los amigos viejos de Dios por maravilla faltan a Dios, porque están ya sobre todo lo que les puede hacer falta.Invocamos la protección de Dios, fuente de la vida, para que ilumine a los legisladores y a todos los que tenemos la responsabilidad de proteger cada vida humana.that was a splendid party, was it not?El compositor pretendía que los segundos violinistas contrastasen con los primeros.Un gran ejemplo es San Juan de la Cruz, quien sintió en su piel la monición muy utilizada de que nadie es profeta en su tierra."Dos hombres subieron al templo a orar; uno fariseo, otro publicano.Yo qué sé I agree (I am of the same opinion) estoy de acuerdo I agree!Si mantenemos esta actitud, nos iremos dando cuenta que se nos ira de nuestra mente esa idea de que orar es aburrido, al contrario es fascinante, ya que toda palabra o pensamiento bien invocado, nos dejará una huella imborrable y beneficiosa en nuestra alma.No hay una receta que sea ciertamente la superior de todas las formas.Chi, ch'i, qi (Chinese medicine: energy) ( qi o chi ) energía vital bioelectricidad aliento de la vida The Qi Gong master trained the students to feel the chi flowing through their bodies.Beber unas cuantas copas de más El barman se quedó con las llaves de su coche porque ella había cuantos anillos gano ginobili en la nba bebido unas cuantas copas de más.
(San Juan de la Cruz, AV) Un alma enamorada de Dios está permanentemente en oración.
Como no podemos demostrar lo contrario, tendremos que dar por bueno lo que él dice.