El nombre que se dio a la operación especial de trabajo en casa armando bolsas de regalo ayuda a Franco, no a la rebelión franquista, fue Fuego Mágico.
El celosón Lope de Vega Mala Nochevieja la que pasó Lope de Vega aquel año de 1587, porque sólo un par de días antes, el 29 de diciembre, y mientras asistía a una representación teatral en el Corral de la Cruz, fue detenido y tomó.
Si sería grande, que La Salle tomó posesión del territorio en nombre del rey Luis XIV y aquella vasta extensión pasó a ser el Estado de Luisiana.Y el escritor respondió: «Allá me las den todas».Pero más que de adornos marianos, la ciudad estaba vestida de blaugrana, porque aquel día se inauguró el Camp Nou.Confesó ser un regicida, reconoció su odio a los reyes y su cabreo por la falta de justicia.A Luis XVI no lo sentenció un tribunal de justicia.El vicario de Madrid tampoco se leyó el libro.Claro, los constructores de vehículos y los ingenieros se negaron a desarrollar la industria mientras el gobierno no quitara al tipo del trapo rojo, que, por supuesto, corría más que los coches.El tanque giró de nuevo a la izquierda y otra vez el joven volvió a cruzarse.Gracias a ella, a Laura, Petrarca se convirtió en el primer poeta lírico moderno.Los rusos no tenían muy claro que fuera a regresar vivo, así que lo ascendieron de rango en pleno vuelo para al menos enterrarlo, si lo recuperaban, con todos los honores.La Pinta llegó a Galicia con sus bodegas hasta los topes.Ocurrió el 16 de febrero de 1898, todavía noche del 15 en La Habana.La fecha se fijó en la tarde del 20 de junio.Pero la segunda sí, porque entonces yacieron juntos y se consumó el tanto monta, monta tanto.Y una última curiosidad en torno a este hombre, recientemente desvelada por el diario londinense The Times y que ha resultado ser uno de los secretos mejor guardados por la esposa del ex primer ministro británico Tony Blair.Es una joya de principio a fin, un manual de comportamiento cívico y humano que le sirve a cualquiera.
El fue el auténtico Robinson Crusoe y el que inspiró la novela a Daniel Defoe.





François, de ingenio maligno y lengua ácida desde pequeñito, no dejó títere con cabeza, porque se empeñó en revisar la historia y contar las cosas tal como eran, no como los mandamases querían que fueran y para lo que contaban con historiadores prácticamente a sueldo.
Por qué se iban a preocupar los british por unas islas que les pillaban.000 kilómetros de distancia, áridas y donde hace un frío que pela?
Pero, al final, lady Jane Grey fue proclamada reina hecha un mar de lágrimas y en contra de su voluntad, porque ella también consideraba a María Tudor la legítima sucesora.